Liquid Media

Home » Noticias de EEUU » Obama 2.0

Obama 2.0

Llega el Obama 2.0

Insert coin, Obama.

For English version, click here.

Todavía hay esperanzas de que reaparezca. Ese Obama inspirador de la campaña presidencial de 2008, que se mostraba conciliador pero listo para ir contra el status quo.

Ese Obama que pareció desvanecerse el día que tomó el mando y que hasta hoy casi que recordábamos como producto de una alucinación colectiva disparada por los ataques de ansiedad global que nos habían causado ocho años de George W. Bush.

Ese Obama que desde Chicago hasta Berlín inspiró a millones y que tanto nos hizo olvidar de ese manto de cinismo que nos cubre que hasta le dimos el Nobel de la Paz.

Cuatro años después de una presidencia agridulce en que se diluyeron muchas oportunidades de legislación revolucionaria por sus intentos de quedar bien con los representantes de todo el espectro político, el Obama del que nos habíamos enamorado todos tiene la posibilidad de resurgir.

Hace dos meses arrasaba en las presidenciales y humillaba a Mitt Romney hasta en su propio estado. Se esperaba que surgiera fortalecido tras la batalla, pero se dudaba de un cambio de rumbo en su estrategia de negociación.

Hace unos años el comediante Bill Maher mencionaba su decepción con Obama. Pero tenía la esperanza de que, una vez reelecto, esa timidez se evaporara y diera paso al Obama original, ese que por cuatro años había estado sublimado por miedo al ostracismo y que se había manejado cual funámbulo, pintando sin salirse de los bordes para no despertar la ira de ninguno de los dos partidos.

(Como ya los conozco, acá va la definición de funámbulo, así no me putean).

Y la lógica de Maher tenía sentido. En EEUU no lograr la reelección es sinónimo de fracaso como presidente. Sino pregúntenle a Jimmy Carter, que a pesar de haber sido un tipo “con buenas intenciones”, el etos norteamericano dicta que fue el peor presidente de la historia.

El proceso de reelección es un plebiscito cuyo resultado va directo a los libros de historia, y Obama – encima de todo, el primer presidente negro – no podía permitirse perder. “Le dimos una chance al negro, pero fracasó,” no era un mensaje adecuado para la posteridad, así que cabe suponer que la jugó de callado y hasta de sumiso, aguantandose todo tipo de estratagemas republicanas para hacer fracasar su plan de gobierno.

Incluso se enfrentó (y todavía se enfrenta) a un Congreso que desde el vamos, cuando el Tea Party entró a los tiros (en sentido figurado eh) en la Camara Baja, dejó en claro que el único objetivo era hacer fracasar su presidencia.

Tea-Party-Protester-Gun-Belt-With-Flag-and-Jesus

Atenti al crucifijo que lleva enfundado esta señora miembro del Tea Party. Si me dieran a elegir, preferiría que llevara un arma.

Pero ahora que Obama logró la reelección, existe una posibilidad de pegar el volantazo.

Es muy temprano para hacer un análisis de cómo va a ser la segunda administración Obama, más cuando todavía ni siquiera empezó. Y está claro que la situación actual entre abismos fiscales, techos de deuda y recortes presupuestarios no va a tener mucha luna de miel para disfrutar. Pero al guiarse por ciertas actitudes recientes es posible suponer algunos cambios en su discurso que sugieren a un Obama diferente, más confrontativo o – que Dios se apiade de nosotros – más de izquierda.

Esta claro que su presidencia el 7 de noviembre no dio un giro de 180 grados y que no declaró la refundación del país bajo el nombre de los Estados Soviéticos de América, aunque muchos en EEUU creen que ese es su objetivo final. Y si no me creen miren el documental 2016 – Obama’s America para reírse un rato. [Spoiler alert: no es comedia].

(Perlita: en el trailer, cuando el director del documental nos quiere vender que si Obama es reelecto el país se va al tacho, se ven imagenes de una marcha en la Plaza de Mayo como ejemplificación del caos. A la altura de 00:25. Orgullo nacional. De nada).

Me fui por las ramas. Como dije, hubo algunos cambios en la retórica conciliadora de Obama, imperceptibles para aquel que no tiene el oído entrenado, pero que a los nerds amantes de la política como moi, no se nos pasó por alto:

A) Durante la cinchada entre demócratas y republicanos para evitar el abismo fiscal, Obama no cedió y dijo, sin pestañear, que no iba a permitir una extensión de los recortes de impuestos a las clases altas. Y a pesar de que mantener una tasa baja de impuestos a los ricos es una raison d’être para los conservadores, Obama se salió con la suya.

B) Después de la masacre de Sandy Hook, Obama se tiró contra un tema considerado políticamente tóxico: el control de armas. La obsesión de EEUU con la segunda enmienda merece varias entradas aparte así que no vamos a meternos en ese tema ahora, pero sepan que hay muy pocos funcionarios que se atreven a tocarlo por las reacciones que genera. El que va contra las armas pasa de político a paria sin escalas. Pero Obama hizo uso del viento de cola generado por el asesinato de 20 chicos de primaria y anunció la creación de una fuerza de trabajo encabezada por Joe Biden, cuyo objetivo va a ser la formulación de políticas que logren ponerle un freno a la violencia armada.

En EEUU hay nueve armas por cada diez personas. Sabemos que Yemén y Chipre están medio para atrás. Pero explicame Finlandia y Suiza (Imagen via The Century Foundation).

En EEUU hay nueve armas por cada diez personas. Sabemos que Yemén y Chipre están medio para atrás. Pero explicame Finlandia y Suiza (Imagen via The Century Foundation).

Horror generalizado entre los defensores de la enmienda constitucional, obviamente, que salieron en masa a armarse hasta los dientes antes de que Obama  y su ejercito de pacifistas vinieran a confiscarles las MP-5 que tienen guardadas junto a la Biblia en el cajón grande de la mesita de luz.

EL DEBATE SOBRE EL CONTROL DE ARMAS TUVO UN PICO DE POPULARIDAD EN LOS MEDIOS DE EEUU DESPUÉS DEL TIROTEO EN SANDY HOOK, CON PICO DE MENCIONES EL 20 DE DICIEMBRE. FELIZ NAVIDAD. (IMAGEN VIA POLITICO.COM)

EL DEBATE SOBRE EL CONTROL DE ARMAS TUVO UN PICO DE POPULARIDAD EN LOS MEDIOS DE EEUU DESPUÉS DEL TIROTEO EN SANDY HOOK, CON PICO DE MENCIONES EL 20 DE DICIEMBRE. FELIZ NAVIDAD. (IMAGEN VIA POLITICO.COM)

Ahora es cuestión de ver si Obama se arriesga a golpearse el pecho frente al sector conservador a riesgo de perder puntos de popularidad y si logra que el congreso le apruebe sus iniciativas progresistas (a vos te hablo, reforma inmigratoria).

Igualmente, ojo: en estos cuatro años Obama no se rascó. Sacó al país de una de las peores recesiones de su historia, salvó a la industria automotriz, término la guerra en Irak, elimino la prohibición de homosexuales en el servicio militar y la tortura, reformó leyes de tarjetas de crédito, inmigración y préstamos estudiantiles y logró que se apruebe una reforma histórica al sistema de salud.

Es cierto. Muchas de estas victorias le dejaron al electorado demócrata un sabor agridulce, ya que en muchas casos la única forma de conseguir lo que quería era a través de concesiones con los republicanos del congreso. Dos pasos adelante y uno atrás.

Y para el público progre, Obama todavía decepciona.

No cerró Guantánamo, su estrategia contra el narcotráfico es una continuación de la empezada por Bush Jr. (sólo sirvió para expandir los tentáculos del complejo industrial-penal) y el uso y abuso de los aviones no tripulados causa estragos en Medio Oriente (por no decir masacres).

Pero en perspectiva, y en vista de sus actitudes recientes, cabe la esperanza de que este Obama 2.0 sea en realidad un regreso a esa versión original que logró hacerle creer al planeta que gobernar era más que una serie de discursitos inspiradores.

Eso sí: siempre y cuando el partido republicano le permita gobernar.

Advertisements

1 Comment

  1. […] Hacé click acá para versión en español […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: